¡NUESTRAS REDES SOCIALES!

Infografía: ¿qué hago con el vino que me sobró?

A veces nos damos cuenta que nos ha quedado una botella de vino a medio terminar… si ya no está en condiciones de ser bebido (ya hablamos de esto en nuestro post: “¿Cuánto tiempo dura un vino una vez abierto?”), no desesperes, aún se puede hacer algo con él. Te contamos algunas formas de aprovecharlo:

Amaras-El-Vino-que-hago-con-el-vino-que-me-sobra--1280x720--

Amarás El Vino · Infografía · Qué hago con el vino que me sobra

 

1- Hacer cubitos de hielo

Antes de esperar que el vino se ponga feo en la nevera, simplemente llenar con él una bandeja para cubitos de hielo, colocarlo en el congelador y cuando esté sólido, guardarlo (preferentemente en un recipiente cerrado) para ayudar a refrescar tu próximo vino, para agregar a cualquier bebida gaseosa o zumo o simplemente para tomar una copa con muchos hielos de vino y agua gasificada.

 

2- Usarlo para cocinar

Guardar el vino que sobró – puede ser en la misma botella – y usarlo para agregar a la comida durante su preparación: realza los sabores y le da un aroma incomparable. Se puede agregar en el wok (o sartén) a las verduras salteadas cuando ambos estén bien calientes y casi a punto. Además, para carnes al horno se puede hacer un preparado de vino + aceite + especias con el que se va pintando a medida que se cocina.

 

3- Hacer vinagre casero

Para preparar vinagre casero debemos colocar el vino sobrante dentro de una botella o damajuana sin corcho y tapada con un pequeño pedazo de tela (esto ayuda a evitar que entren insectos y partículas de suciedad). Si se puede, dejar la preparación en el patio o en algún lugar que le dé el sol, ya que el calor acelera el proceso. Y eso es todo. Con el paso de los días se formará lo que denominamos “madre”, que es una colonia de microorganismos que acetifican el vino y que son fundamentales para la transformación del vino en vinagre.

En aproximadamente 30 días tendremos nuestro vinagre listo para ser consumido.

Se puede colar todo el líquido y consumir o bien ir sacando vinagre y agregando la misma cantidad de vino, aprovechando la madre.

El vinagre producido se puede envasar en botellas de medio litro e ir macerándolo con hierbas (orégano, albahaca, tomillo, salvia) o con ajíes o pimientos, pasas de uva y otros frutos secos.

No te sientas culpable por usar un buen vino para hacer vinagre, ya lo dice el refrán: “el buen vinagre, del buen vino sale”.

 

4- Quitar manchas de grasa de objetos

No está muy popularizado, pero el vino tiene propiedades para remover la grasa que se adhiere en cocinas (hornos, campanas, pisos). Simplemente hay que colocar el vino sobre la superficie, dejar que actúe el tiempo que sea necesario y remover.

 

5- Preparar reducción de vino

La reducción de vino se puede usar para agregar a ensaladas, carnes, platos de quesos y postres. La preparación es muy sencilla:

  1. Calentar el vino en un jarrito
  2. Agregar el azúcar (la proporción es de 200 gr. de azúcar por cada botella de vino)
  3. Cocinar a fuego lento, revolviendo hasta que se espese
  4. Dejar enfriar y conservar en la nevera dentro de un recipiente con tapa

 

6- Limpiar manchas de vino tinto

Hay quienes sostienen que las manchas de vino tinto se remueven con vino blanco: ¡tienen razón!. Con esta técnica se pueden quitar manchas de vino de todo tipo de telas: ropa, alfombras, manteles, cortinas (sí, cortinas.. nos ha pasado!). Es importante actuar rápidamente, colocar el vino blanco sobre la mancha y frotar con una toalla.

 

7- Lavar frutas y verduras

El vino contiene alcohol y el alcohol, como sabemos, es un gran antiséptico.

 

 

Te dejamos algunas otras ideas para utilizar ese vino que te sobró: teñir telas o superficies en general, hacernos una máscara facial (agregando aceite de oliva y azúcar o miel) o curar moretones (hundiendo un pedazo de pan en el vino y colocando sobre el moretón por algunos minutos).

 

 

¿Se te ocurre otra forma de aprovechar el vino que nos ha sobrado?

¿Nunca te sobra vino? Esperamos tus comentarios!


Share this post



2 thoughts on “Infografía: ¿qué hago con el vino que me sobró?

Deja un comentario